lunes, 2 de noviembre de 2009

Dinero: Historia de la moneda (parte 1)

:) 
Bueno, es mi turno nuevamente para desarrollar mi semana Ethos y quiero hacerlo sobre quizás uno de los elementos sobre los que gira el mundo y que, debido a su cotidianidad no nos preguntamos, ¿cómo fue que se inventó esto?... Mi semana Ethos tratará sobre el dinero y el día de hoy iniciaré con una parte de la larga historia de la moneda.



Historia de la moneda (Parte 1)

Antígua moneda greca, del aproximadamente 268 D.C. Acuñada por el imperio romano

Aunque son numerosos los estudios e hipótesis acerca de quién haya inventado la moneda, nadie ha acertado todavía a dar una respuesta definitiva. Muchos hacen remontar las primeras monedas de oro a Creso, rey de Lidia en el siglo VI a.C., la región de Lidia es muy rica en minas de oro, aunado a que su suelo es poco fértil fomentando así el comercio, primero en forma de trueque, y luego según las diversas modalidades de intercambio que, constituyen la génesis de la moneda.

Otros sostienen que la cuna de la moneda se halla en las costas de Asia Menor, donde florecieron las primeras colonias griegas, tan importantes en la mediación entre las culturas helénica y oriental.

Sea como fuere, queda de manifiesto, que la región de Asia Menor fue el ámbito más idóneo para la creación y desarrollo de una forma de intercambio práctica y ligera, capaz de promover relaciones tanto comerciales como culturales de los pueblos asomados al Mediterráneo. Los conocimientos actuales se basan en los hallazgos de monedas de electrón (una aleación natural de oro y plata) principalmente en Éfeso, en la costa de Asia Menor. Hoy se piensa que las primeras emisiones se efectuaron en Oriente (siglo VII a.C.).Desde allí, el uso de la moneda se difundió a Grecia.

Si la moneda no aparece hasta mediados del siglo VII a.C., ¿cómo se realizaban los intercambios con anterioridad? Podemos sintetizar las diversas fases en tres puntos: 1) trueque; 2) moneda natural, y 3) instrumento de metal.

Trueque
¿Cómo es posible llevar a cabo una transacción comercial sin disponer de un bien que midiera el valor de otro bien? De nuevo es Herodoto quien nos explica las modalidades del trueque: los poseedores de una determinada mercancía desembarcaban en un puerto, descargaban sus bienes y luego se retiraban para demostrar que iban en son de paz. Los naturales del lugar aparecían y mostraban aquello de lo que disponían y que deseaban intercambiar, retirándose a su vez. Los primeros mercaderes desembarcaban de nuevo y consideraban la oferta: si les parecía adecuada, aceptaban el cambio; en caso contrario, retiraban parte de sus bienes,

La moneda natural
La división del trabajo, el nacimiento de las economías agrarias y el progresivo sedentarismo de los pueblos hicieron cada vez más urgente la necesidad de un sistema de comercio válido y sencillo. Así, se buscó un medio aceptado por todos, a fin de dividir el intercambio en dos tiempos y poder aligerar el tráfico. Se trataba de escoger un producto de valor convenido, obteniendo de este modo una especie de escala comparativa. Esta mercancía muestra, llamada moneda natural, podía ser extraordinariamente variada, pero debía cumplir dos requisitos: unir utilidad y conveniencia, y ser abundante pero al mismo tiempo preciada. La moneda natural seguía en uso en tiempos recientes: hasta el siglo XIX, en Islandia.

Entre los pueblos primitivos, aún en nuestros días hallamos monedas tan diversas como extrañas: esteras trenzadas en las Nuevas Hébridas, semillas de cacao en México, arroz en la India, etc.


Descubrimiento de los metales
Hacia el III milenio a.C., asistimos a la utilización del metal como forma de intercambio.

La forma más arcaica es la de anillo, como atestiguan pinturas murales de una tumba egipcia de la época de Tutmosis III (Tebas, 1484-1450 a.C.) y hallazgos en la región del Cáucaso. También en el II milenio a.C., los hebreos usaron como unidades de peso el kikkar, o sea anillo, círculo. Luego (segunda mitad del II milenio a.C.) aparecieron los lingotes de cobre egeo cretenses, bloques pesados de forma rectangular (pesaban entre 10 y 36 kg y tenían un espesor de unos 6 cm)

En el siglo IX a.C. hizo su aparición un nuevo sistema de intercambio, regulado por el llamado metal-utensilio. Se trataba de herramientas propiamente dichas usadas como dinero, o bien de objetos que recordaban, por su forma, el antiguo utensilio pero que en realidad habían adquirido un nuevo valor. Estas ,monedas tenían forma de hacha o doble hacha principalmente en Europa central, mientras que en el área mediterránea encontramos monedas utensilio en forma de varillas para asar de uso doméstico y religioso, llamados óbolos óbolo es nombre de una moneda griega en época clásica). La dracma era el nombre de la moneda corriente en la cuenca mediterránea.

Muy discutido, es el tema de sobre quien acuño moneda, por primera vez, con el autentico sentido de materia, ley y forma.

Antonio Beltran catedratico de Arqueología, epigrafía y numismática de la universidad de Zaragoza, en su publicación numismática antigua refrenda la teoría de Babelon, confirmando que fueron los banqueros de la Jonia meridional hacia el siglo VII antes de J.C, siendo recogida la idea rápidamente por los reyes de Lidia y por Fidon para utilización en sus estados.

Pero hay otras corrientes que afirman que las primeras monedas fueron acuñadas con carácter oficial, en Lidia (hoy Turquía), un pueblo de Asia Menor, aproximadamente entre los años 680 y 560 a. C.

En Mohenjo-Daro, actualmente en Pakistán, se han encontrado monedas que datan de 2900 a. C. El historiador norteamericano Will Durant asegura que "se han hallado monedas más antiguas que las lidias de Creso (570-546 aC) en Mohenjo-Daro, hacia el año 2900 a. C.". Luego agrega que "Senaquerib Rey de Asiria (hacia 700 a. C.) acuñó monedas de medio siclo".

En China, en la región del antiguo reino de Loulan, en 1979 y 1980 fueron descubiertas algunas monedas que al parecer datan de período Mesolítico, es decir que habrían sido acuñadas antes del año 5000 a. C.

Rápidamente se extendió el joven sistema hacia Asia menor, Tracia, Macedonia, Egina,Grecia. Prontamente se extendió por el Oeste hasta España y por el Este, con la conquista de Alejandro, hasta la India.

La moneda tenía un carácter sagrado en Grecia, era protegida por la diosa Hera y en el Imperio Romano la protegió la diosa Juno, lo que le valió la denominación de Juno Moneta. Ya no sólo era un modo de intercambio comercial, sino que la religión le daba un valor institucional y una protección sagrada, mística. El intercambio era avalado por los dioses, con un fin último espiritual.


Moneda del siglo VI a. C. 1/3 de Estátera, Anverso y reverso


http://www.gratisweb.com/proteusbot/sitio/numismatica/origen.htm
http://www.numismatik.com.ar/monedas/index.php
http://es.wikipedia.org/wiki/Moneda

1 comentarios:

Gina O. dijo...

Hola Carlos, tu entrada me hizo preguntarme por qué la moneda es redonda u ovalada (en la antigüedad)

Resulta interesante pensar en la manera en que la moneda como producto imaginado por el hombre ha adquirido tanto poder y tomado tanta fuerza, adquiriendo un carácter primordial en la interacción social...me agradó tu entrada pequeño =)

Publicar un comentario