sábado, 31 de octubre de 2009

Teatro Kabuki

:) 

El kabuki es una forma de teatro japonés tradicional que se caracteriza por el uso de maquillajes estéticos en los rostros de los actores. El teatro japonés nace en el período Edo, para aquellos que han estado atentos durante las entradas de esta semana, recordaran que en el artículo de la revolución japonesa, mencione que durante el Periodo Tokugawa se desarrollaron las influencias para que el Kabuki y sus hermanas; el Bunraku y el Kinpirabushi (de las que hablare un poco más adelante) se formalizaran y formaran parta de la cultura japonesa. En esta entrada en particular, hablare de cómo el Kabuki creció y se desarrolló en respuesta a los deseos entusiastas de un pueblo, además de un poco de lo que se refiere a las obras Jooruri (que son un género importante dentro del Kabuki), y redactare brevemente con detalle sobre sus relaciones con respecto a la dramaturgia, temas y sociedad de la época. En resumidas palabras, hablaré de la historia del Kabuki.

La etimología de la palabra se traduce por los caracteres kanji de cantar; ka (歌), bailar; bu (舞), y habilidad; ki (伎), por lo que se le conoce al kabuki como "el arte de cantar y bailar". La esencia de la existencia del kabuki nace en los actores, en la sensual apariencia de su arte y en el profundo drama generado por ejemplo, en la opresión generada por el gobierno bakufu. El kabuki se desarrolla como causa principal porque es un tipo de teatro en el cuál los actores son el narrador principal de los conflictos sociales. Aquí me gustaría empezar considerando que el kabuki es un estilo de expresión ciertamente multifacético, y su propósito es identificar el punto focal de su belleza interna de las historias.

Orígenes del Kabuki
El Kabuki y las artes teatrales que se desarrollaron durante el período Edo o Tokugawa, alrededor de entre 1600 y 1868. La historia del kabuki comenzó con la participación femenina; Izumo no Okuni, una miko del Santuario Izumo, comenzó a realizar un nuevo estilo de danza dramática en los clubes de Kioto. Las actrices femeninas interpretaban tanto los papeles femeninos como los masculinos en situaciones cómicas que satirizaban la vida cotidiana. Este estilo se hizo popular de manera rápida, tanto así que incluso se le pidió a Okuni que realizara su interpretación frente a la Corte Imperial. Dado el rotundo éxito, fue cuestión de tiempo para que aparecieran nuevos competidores, por lo que el kabuki había nacído como un conjunto de drama y danza ejecutado por mujeres. Durante el periodo Edo, la mayoría de las presentaciones fueron de carácter indecente, las más sugestivas eran realizadas por muchas imitadoras; actrices que se encontraban comúnmente disponibles para la prostitución, y los miembros masculinos de la audiencia podían requerir libremente de los servicios de estas mujeres. Razón que llevo al kabuki a adoptar la escritura de los kanjis de prostituta, cantante y bailarina (歌舞妓).
Dibujo de Izumo no okuni

Al poco tiempo después, durante los disturbios del bakematsu, el gobierno prohíbe que las mujeres ejecutasen funciones públicas, con el pretexto de que se había de purificar el entretenimiento y la moral de la sociedad, suceso que marca al kabuki y propicia que solo los varones puedan participar en los eventos. Tras la caída del shogunato Tokugawa en el 1868, la eliminación de la clase samurái, y la apertura de Japón al Occidente, se dan las condiciones que marcan una serie de cambios significativos en el kabuki, la cultura se encontraba en un proceso de adaptación y los actores se esforzaron por aumentar la reputación del kabuki entre las clases altas, adoptaron los estilos tradicionales a los gustos modernos.

Kabuki en la modernidad
En el Japón moderno, el kabuki continúa siendo un evento cultural popular; es una de las atracciones turísticas y culturales locales del Japón, y es considerado como una de las expresiones artísticas aún más populares que los estilos tradicionales de drama japonés, sus actores estelares aparecen con frecuencia en papeles de cine y televisión. Actualmente, la mayoría de las compañías teatrales usa mujeres en los papeles onnagata, la Ichikawa Kabuki-za; que es una compañía de sólo actrices, fue formada después de la Segunda Guerra Mundial. Como dato curioso, en el 2003 se erigió una estatua de Okuni cerca del distrito de Pontochoo de Kioto para conmemorar su obra a la cultura japonesa.

Bunraku y Kinpirabushi
Bunraku
Primero es necesario referirnos al nombre de este género teatral. Lo que se conoce como Bunraku, es un término general que se emplea para el teatro clásico de títeres del Japón. Pero originalmente este era el nombre de una persona y hablando estrictamente al término Ningyo Joruri. Este hace referencia a un teatro de títeres (ningyo significa muñeco y por extensión, títere) el cuál es acompañado por un tipo de recitación o narración llamada joruri utilizando música del shamisen. El término Bunraku se comenzó a utilizar hacia mediados del período Meiji. Este hecho que se le atribuye a Uemura Bunrakuken, quien estableció un pequeño teatro de Ningyo Joruri en Osaka en 1805, cerca de medio siglo luego se da el máximo florecimiento de este tipo de teatro de títeres.
Expresión Bunraku


Kinpirabushi

Es un estilo de teatro de marionetas japonés que se distingue por la declamación enérgica y vigorosa. A diferencia del Bunraku, el cual se practica como canto. Recibe el nombre este estilo por un personaje de nombre Kinpira, que en los cuentos es un héroe legendario dotado de poderes sobrenaturales.
Expresión Kinpirabushi

Bueno mi querida comunidad de Conexión Ethos, con esta entrada termino mi primera semana como integrante de este equipo. Espero que les haya gustado, entretenido y/o interesado la semana japonesa que les intenté compartir. Espero con ansias sus comentarios, sean buenos o malos, al fin y al cabo que así aprendo más.
(Sí les gustó, de nada, y si no les gustó, perdón.)
Gracias, hasta luego.

0 comentarios:

Publicar un comentario