miércoles, 2 de septiembre de 2009

La Reencarnación del Significado.

:) 

A MI MADRE TIERRA LATINOAMÉRICA.



Retomando la anécdota sobre la que se ha seguido esta semana, junto con los comentarios de Christian, Gina y Dario (gracias), pensé en que los discursos, los pensamientos, las ideologías, las formas de relacionarse con los otros o la simple palabra, no son estáticos; al contrario, siempre permanecen en movimiento y aún cuando se pudieran repetir en la historia no representarán exactamente el mismo sentido, no expreserán el mismo significado ni muche menos serán invocados desde el espíritu con la misma intención o finalidad.
Así que me pregunté ¿qué es aquello que hace que las cosas y los hechos se resignifiquen constantemente, que determina o hace que esas cosas y hechos estén destinados a resignificarse? y de alguna manera ¿hasta qué punto esto explicaría una toma de decisión, una identificación, un progreso social, o hasta una etapa de la evolución humana?

Con lo siguiente, trataré de explicar y darle respuesta a esas preguntas.



Teoría del Caos.



Teoría del caos es la denominación popular de la rama de las matemáticas y la física que trata ciertos tipos de comportamientos impredecibles de los sistemas dinámicos. Los sistemas dinámicos se pueden clasificar básicamente en:
Estables
Inestables
Caóticos
Un sistema estable tiende a lo largo del tiempo a un punto, u órbita, según su dimensión (atractor o sumidero). Un sistema inestable se escapa de los atractores. Y un sistema caótico manifiesta los dos comportamientos. Por un lado, existe un atractor por el que el sistema se ve atraído, pero a la vez, hay "fuerzas" que lo alejan de éste. De esa manera, el sistema permanece confinado en una zona de su espacio de estados, pero sin tender a un atractor fijo.
Una de las mayores características de un sistema inestable es que tiene una gran dependencia de las condiciones iniciales. De un sistema del que se conocen sus ecuaciones características, y con unas condiciones iniciales fijas, se puede conocer exactamente su evolución en el tiempo. Pero en el caso de los sistemas caóticos, una mínima diferencia en esas condiciones hace que el sistema evolucione de manera totalmente distinta. Ejemplos de tales sistemas incluyen la atmósfera terrestre, el Sistema Solar, las placas tectónicas, los fluidos en régimen turbulento y los crecimientos de población.

La teoría de las estructuras disipativas, (o teoría del caos), tiene como principal representante al químico belga Ilya Prigogine, y plantea que el mundo no sigue estrictamente el modelo del reloj, previsible y determinado, sino que tiene aspectos caóticos. El observador no es quien crea la inestabilidad o la imprevisibilidad con su ignorancia: ellas existen de por sí, y un ejemplo típico el clima. Los procesos de la realidad dependen de un enorme conjunto de circunstancias inciertas, que determinan por ejemplo que cualquier pequeña variación en un punto del planeta, genere en los próximos días o semanas un efecto considerable en el otro extremo de la tierra. La idea de caos en la psicología y en el lenguaje.
Empezaremos con la parte anecdótica de la teoría del caos, el famoso "efecto mariposa".En principio, las relaciones entre causas y efectos pueden examinarse desde dos puntos de vista: cualitativo y cuantitativo. Desde la primera perspectiva, las relaciones causa-efecto pueden ser concebidas de varias maneras: a) como vínculos unidireccionales: A causa B, B causa C, etc., pero los efectos resultantes no vuelven a ejercer influencia sobre sus causas originales; b) como eventos independientes: según esta concepción, no habría ni causas ni efectos: cada acontecimiento ocurriría al azar e independientemente de los otros; c) como vínculos circulares: A causa B, y B a su vez causa A, es decir, el efecto influye a su vez sobre la causa, como resultado de los cual ambos acontecimientos son a la vez causas y efectos. Se trata de los llamados circuitos de retroalimentación, que pueden ser negativos o positivos.La teoría del caos, en la medida en que considera que existen procesos aleatorios, adopta la postura (b), pero en la medida en que dice que ciertos otros procesos no son caóticos sino ordenados, sostiene que sí, que existen vínculos causales. Los vínculos causales que más desarrollará son los circuitos de retroalimentación positiva, es decir, aquellos donde se verifica una amplificación de las desviaciones: por ejemplo, una pequeña causa inicial, mediante un proceso amplificador, podrá generar un efecto considerablemente grande. Desde el punto de vista cuantitativo, las relaciones entre causa y efecto pueden ser categorizadas de diferente manera.
Así pues, el principal representante de la teoría del caos es Ilya Prigogine, Premio Nobel de Química del año 1977 por sus trabajos sobre la termodinámica de los sistemas alejados del equilibrio. La teoría del caos desde Prigogine plantea que el mundo no sigue el modelo del reloj, previsible y determinado, sino que tiene aspectos caóticos: el observador no es quien crea la inestabilidad o la imprevisibilidad con su ignorancia: ellas existen de por sí. Los sistemas estables, como la órbita de la tierra alrededor del sol, son la excepción: la mayoría son inestables, siendo un ejemplo típico el clima. Podemos prever un eclipse o la aparición de un cometa con siglos de antelación, pero no el clima de la próxima semana. Ello es así porque depende de un enorme conjunto de circunstancias inciertas, que determinan por ejemplo que cualquier pequeña variación en un punto del planeta, genere en los próximos días o semanas un efecto considerable en el otro extremo de la tierra.
Sostiene que la realidad es una "mezcla" de desorden y orden, y que el universo funciona de tal modo que del caos nacen nuevas estructuras, llamadas estructuras "disipativas".
La teoría del caos propone para el universo un ciclo de orden, desorden, orden, etc., de forma tal que uno lleva al otro y así sucesivamente tal vez en forma indefinida.
En relación con las ideas de orden y caos, en principio y más allá de las respuestas de Prigogine, pueden plantearse varios interrogantes, entre los que pueden mencionarse los siguientes:

a) ¿Porqué en el universo hay orden en vez de caos?

b) ¿Porqué en el universo hay caos en vez de orden?

c) ¿Hay un orden oculto tras el caos aparente?

d) ¿Hay un caos oculto tras el aparente orden?

e) ¿Cómo del orden se pasa al caos?

f) ¿Cómo del caos se pasa al orden?



Dejo las respuestas a estas interrogantes para que ustedes mismos puedan investigar y darle respuesta; si yo tratara de exponer todo el desarrollo de cada una, que sería lo pertinente para comprender a profundidad la teoría del caos, me faltaría espacio y sería muy cansado exponerlo y tambien leerlo.
Sin embargo, partiendo de este concepto e ideas iniciales de la teoría del caos, hago aquí una reflexión que por supuesto queda sometida a crítica y al caos mismo:
Todas las cosas siempre están en movimiento, todos los objetos vibran y proyectan energía a su exterior y a su interior, y hacen a otros objetos o cosas moverse. Así mismo todos los seres permanecen en movimiento al igual que las sociedades y todas las representaciones de cualquier tipo de sistema: los planeta giran alrededor del sol, el sistema solar gira en torno al centro de la vía lactea, la galaxia (junto con otras galaxias) gira en torno al centro de lo que llamamos universo,etc., etc., ... y así infinitamente.
Cada una de estas representaciones tiene su propósito y su sentido para permanecer en movimiento y sostenerse dentro de un ciclo, como causación o quizas sin ella. Todos los sistemas mantienen, pues, una dinámica que les da sentido y significado a su exisitir, su proceso y su estructura. Pero en el tiempo y su espacio atraviesan momentos en los que el sistema entra en monotonía, sigue sirviendo a su propósito pero ya no sobre el contenido significativo que lo colocaba sobre dinámica vibratoria del sistema; el sistema, pues, en la monotonía pierde potencia en su vibración, su dinámica se hace lenta y cada uno sus elementos comienzan a desconectarse uno por uno, hasta que el núcleo central del sistema pierde significación-conciencia del por qué y para qué de su existir.
En ese sentido, todos los sistemas son dinámicos y en ello son significativos, pero cuando su propósito se cumple caen en la monotonía, pierden sentido, significación; cuando las cosas, sistemas, objetos, pierden significación entonces mueren.
Pero no mueren para desapercer del espacio-tiempo, sino precisamente para re-significarse, colocarse sobre otra dinámica/vibración y servir a un nuevo propósito.... Como las sociedades y sus diversos componentes.

Por supuesto, la palabra y el discruso tambien vibran y hacen vibrar.

Poema folclórico británico:
"Por un clavo se perdió la herradura.
Por una herradura se perdió el caballo.
Por un caballo se perdió el jinete.
Por un jinete se perdió la batalla.
Por una batalla se perdió el reino"
Conclusión:Por un clavo se perdió el reino.


Eso es Teoría del Caos.



Para consulta:
Matrix I, II y III

1 comentarios:

Christian O. Grimaldo dijo...

"Conducir a la humanidad al saber de sus propias realidades complejas es posible justamente. Nop se puede afrontar a lo desconocido sino apartir de ahi"

Rodrigo de Zaya

"Nos hemos desarrollado más allá d enuestro universo y vida, es en este más allá donde se opera el despliegue de la humanidad y la humanidad de la humanidad"

Edgar Morin

Esas frases venían en el libro de "la humanidad de la humanidad" donde Morin plantea algunas de las ideas de la teoría filosofica del caos.

Jajaja, Matrix I,II y III, ¡claro que si!

Publicar un comentario