sábado, 16 de enero de 2010

Creando...

:) 
"Donde no hay curiosidad no puede haber intelecto" Fernando Luis González Rey



Hoy es mi último día de la semana, les comento que fue muy grato compartir un poco de la inmensa capacidad creativa que existe en nuestras finitas existencias. Hoy decidí después de pensarlo mucho que la mejor opción para la entrada era mostrar algo de lo que yo he creado, así que opté por poner dos creaciones mías. Aclaró que no busco con esto usar el blog como un espacio de expresión individual. Sin más me despido y les recuerdo que la capacidad creadora la ejercemos a diario y en todos los niveles... cuidado con lo que crean y destruyen. Un abrazo a todos desde las tierras Poblanas, nos vemos en unos meses de nuevo.



El escritor

Cuando comenzó su carrera lo hizo con el pie derecho y dando saltos. Le encantaba escribir desde que era joven, recordaba que todo inicio con los dibujos de las paredes, aquello de crear historias siempre se le había dado, incluso desde antes de nacido, fue él quien le dio la idea a su madre de inventarse un padre falso.

Supo que era lo suyo cuando intentó la guitarra y no pasó del circulo de sol, cuando intentó la pintura y resultó monero, cuando quiso cantar y nada más no afinaba. Lo supo entonces, por que a nadie le falla la escritura después de haber pasado la primaria, después es cuestión de querer.

Sus primeros libros no eran malos ¿buenos? habría que encontrarle sentido a la palabra para decirlo. Pero lo que era indudable es que se vendían muy pronto.

¿Que tienen sus historias que no tengan las de otros? se preguntará quien no lo haya leído, No tienen nada se responderá después de leerlo. Así es, nada, la nada era el elemento mágico de sus palabras, por que quien no lee nada en estos tiempos es parte de la media, y la media siempre es la que más compra.

Así fue que comenzó nuestro escritor; best sellers para todos, libro tras libro se fue haciendo de fama, fortuna y la actitud propia del erudito-literato-intelectual. Pronto se encontraba en el círculo de los mejores escritores y presentaba muchos libros nuevos en eventos de grandes magnitudes donde firmaba hasta que se le acababa la firma, razón por la cuál tenía que cambiarla para cada presentación,todas las exprimía con rapidez su público.

No necesitaba traducir nada, por que nada había en sus libros, así que pronto todo el mundo lo conoció, lo adoptó, lo aclamó y lo volvió suyo, tan suyo que el dejó de pertenecerse. Estar en una cena de gala y no mencionarlo con la ceja levantada era impensable y pronto su estilo se volvió moda y como buena moda se transformó en una nueva corriente literaria: el nadaísmo. Así, su nombre y su corriente aparecieron en todas las enciclopedias del mundo.

Y el escritor subió y subió y subió hasta encontrarse tan arriba que nadie podía respirar a su lado, donde sólo para él había oxígeno.

Una noche entró al baño con su pequeña libreta, posado en la taza, como esculpido por Rodas se puso a pensar, esperando las excreciones de su creatividad, con la ilusión de que las palabras le salieran sin la necesidad de pujar y se embarraran en las paginas de su libreta, esperó, esperó y esperó y no salió nada, de nada, de nada y se preguntó si necesitaría un laxante, un paisaje, una pintura... una mujer, había escuchado que eran los mejores laxantes, pero nada cambiaba.

Las rodillas le comenzaron a hormiguear y se cansó de estar sentado, se cansó de tanta nada y entonces comenzó a escribir con una iluminación inesperada y escribió y escribió y fue tanto lo que escribió que pareció que tantos libros no escritos surgieron de repente, como si hubiese quitado el corcho de una botella o destapado una tubería tapada. Cansado sudoroso y agitado se detuvo y la pluma le resbaló de la mano.

Tembloroso leyó su obra y se quedó perplejo, después de tantos años descubrió que la escritura tampoco era lo suyo, pues al salir del baño no distinguió si tiró de la cadena o arrancó las hojas de la libreta.

-Bueno... lo mío no es la escritura- dijo suspirando mientras veía el estante con sus publicaciones en el pasillo y los reconocimientos que tapizaban las paredes.

-Aún hay tiempo para la actuación- continuó mientras apagaba la luz y se acomodaba en su cama tosijoso.


Instrucciones

Para dejar de amar a alguien
hay que prenderle fuego
hasta que sus palabras se derritan
y sus besos se calcinen

Encender el recuerdo
de todas la caricias
con un fósforo de desdicha
y en ningún momento
pensar en apagarlo
ni con lágrimas

Por otro lado, para amar a alguien
el proceso es único
y sencillamente complicado
hay que esperar pacientemente
que la persona sea un fénix


Los amantes-R. Magritte

Mi correo: Lestergr@hotmail.com

*Yo soy el niño de la foto

7 comentarios:

Emma Oropeza dijo...

Grimaldovich me agrado tu semana =D sera un reto retomar la próxima y no ser abucheado jaja.

Sobre tu aclaración: "Aclaró que no busco con esto usar el blog como un espacio de expresión individual." Yo creo que ya es un espacio de expresión individual, más hasta ahora no había sido usado para presentar trabajos propios, sino para comentar los ajenos, a mí me agrada la idea de que los autores "creadores de arte" nos presenten parte de su obra, seria agradable volver a leerte alguna vez, leer a Alina, Darío, Fer, etc.

Saludos

Christian O. Grimaldo dijo...

ohhh claro! comparto eso, pero no sería lo mismo si usará el blog solo para subir mis cuentos toda la semana, a eso me refiero, perdería ese algo académico.

Harás una buena semana jaja, ya no pueden ser malas, alguien quito el "malo" y puso un "puede mejorar" jajaja

Alejandro Godínez dijo...

Estoy de acuerdo con Emma, no sólo se deberían de publicar el trabajo de los demás sino un espacio para la expresión individual, porque el proposito final es compartir el conocimiento ¿verdad?. A fin de cuentas podría existir un apartado en el blog para exponer el trabajo individual.

Monstruo dijo...

Me gustó el relato.
El poema casi no.


(Iba a dar mi opinión sobre ese tema del contenido de las entradas, si publicar creaciones propias o no; pero entendí ke yo no tengo porké opinar sobre eso akí)

Christian O. Grimaldo dijo...

jajaja, claro que si! de hecho sería padre que compartieras una semana con nosotros y si te late que siguieras haciendola.

¿que dices?

Ismoísta dijo...

Oh, el cuento me gustó, lo sentí lo sentí. El poema sí que no lo sentí. Pero hey, no soy persona de poemas, soy de cuentos.

'Tá bueno eso de compartir creaciones propias, una vez a la semana estaría bien.

¿Por qué cambiaron el "Mala" por "Puede mejorar"? Es obvio que todas pueden mejorar, yo digo que un calificador de 1 a 5 estaría mejor.

(Hey Christian, espero que sí leas mis comentarios, jeje es que leí las entradas un poco tarde).

Christian O. Grimaldo dijo...

jaja! hola Ismo! (ya en confianza) Pues fijate que no sé quien le cambió... hay personas susceptibles, yo digo que a final de cuentas saben que cuando alguien ponga "puede mejorar" es por que es mala, pero... da más tranquilidad a algunos supongo.

Sobre el cuento, que padre que te gusto, después si hay oportunidad les comparto más. Saludos!

Publicar un comentario