martes, 20 de octubre de 2009

Wolfgang Amadeus Mozart - El Misterio de su Muerte

:) 


Este genio engloba dos grandes enigmas: su corta vida, solo vivió 35 años, 11 meses y 9 días, y el gigantesco legado musical, 626 obras escritas.

Cabe pensar que una persona débil y enfermiza no habría podido crear semejante cosmos artístico, y menos aún soportar una vida tan agitada desde niño (giras como concertista, composición, montaje y dirección de sus obras, problemas económicos, intrigas, conflictos familiares, etc.); necesariamente el autor del Réquiem estaba dotado de una gran vitalidad para hacer frente a tantos avatares.

Mozart nació en el tercer piso del número 9 de la Getreidegasse en Salzburgo, el 27 de enero de 1756. De los 7 de sus hermanos sólo sobrevivieron 2. Fue bautizado con los nombres de Johannes Chrysostomus Wolfgang Theophilus Mozart. En 1770, aparece el nombre por el que será mundialmente reconocido: Amadeus, traducción italiana de Gottlieb, sinónimo alemán de la traducción de Theophilus.

Desde su infancia era conocido en Europa por su raro talento musical. Merced al afortunado desarrollo y a la tenaz utilización de sus extraordinarias dotes naturales, había podido escalar los peldaños logrados por los más descollantes maestros; de ellos es testimonio sus maravillosas obras, las cuales ofrecen la medida de la pérdida irreparable que experimenta el noble arte de la música.

En otoño de 1791 se encontraba seriamente enfermo, pero queda la intriga que si los últimos viajes a Frankfurt y Praga no los hubiera podido realizar un hombre seriamente enfermo, dadas las penosas condiciones de entonces. A su regreso, y trabajando febrilmente en la Flauta Mágica y el Réquiem, comenzó a dar muestras de no encontrarse bien, y en su mente iba creciendo la sospecha del envenenamiento.

Mozart expiraba en las primeras horas de un 5 de diciembre de 1791. Se sabe que cantó con unos amigos algunos fragmentos del inacabado Réquiem poco antes de morir, inclusive, aún con el último hálito de vida se entregó a terminar su propio canto fúnebre en una última carrera desesperada que no alcanzaría la meta. Las últimas notas de Lacrimosa pondrán epílogo a la vida del más grande artista de la historia. Se dice que con éstas notas sus amigos terminaron la obra maestra de Mozart.

Tres son las posibles causas de su muerte: el envenenamiento, la insuficiencia cardíaca y la renal crónica. El envenenamiento apunta hacia el envidioso Antonio Salieri, discreto compositor que ha pasado a la historia como el presunto asesino.

Se cuenta que el 23 de mayo de 1824, durante el estreno de la Novena sinfonía de Beethoven, surgieron nuevas pruebas que apuntaban a Salieri como el asesino de Mozart, entre los asistentes del estreno circularon hojas, en las cuales se representaba a Salieri como rival de Mozart y lo dibujaban con una copa envenenada.


En razón de que fue enterrado en una fosa común, se desconoce el lugar de su tumba. En el cementerio vienés, sólo una columna truncada y un ángel que llora su muerte indican el posible lugar de la sepultura de Mozart.




Molte Allegro de la Sinfonía No. 40, estudiosos afirman que la comenzó a escribir en 1763 ó 1764, nada mal para un niño de 7 años, ¿verdad?




La Reina de la Noche de La Flauta Mágica, la afamada ópera de Mozart, toda una consentida de la masonería. No cualquiera soprano se avienta esos tonos y a esos volúmenes. No la encontré con subtítulos, se las debo.




Confutatis Maledictis y Lacrimosa, de la obra maestra de Mozart, Réquiem.

0 comentarios:

Publicar un comentario