jueves, 23 de julio de 2009

Jueves de Historia: El libro de los libros- Chilam Balam

:) 
Cuando visite el museo Nacional de Antropología me quedé maravillado de tan grande que es, entre una de las tantas cualidades de este me encontre con que en la entrada de cada una de las salas había una cita o una leyenda escrita, anoté varias en mi libretita entre ellas esta que nuestra amiga Eli me dijo que anotara y que no había visto:

Toda luna. Todo año Todo día,
todo viento
camina y pasa también también
toda sangre llega
al lugar de su quietud.



La frase (que me encanto) era del Chilam Balam. Hasta ahora sabía que era un libro prehispánico Término que nuestro amigo Ádrian crítica pues suena algo peyorativo o confiere un espacio forzado a los españoles dentro de las culturas que fueron cimentadas sin su presencia y que realmente no eran decadentes, el sugería decir culturas mesoamericanas, yo díria amerindias ¿ustedes propondrían otra?

El punto es que no conocía mucho del Chilam Balam y aquí les describo algo de lo que es.

El Chilam Balam, también conocido como el libro de los libros y en una de sus traducciones "Boca del Jaguar" esta formado por una serie de diferentes libros muy importantes en la literatura indigena que fueron escritos después de la conquista por Mayas con papel Europeo y fonología Europea basados en escritos originales, la diversidad de su contenido abarca todas las fases culturales por las que fue pasando el pueblo maya de Yucatán hasta la conquista, en muchas partes están basados en ancestrales libros jeroglificos de los cuales hoy sólo quedan cuatro y ¿adivinen donde estan?... ¡así es! ¡en Europa!.

Según leí está comformado por 12 libros pero pueden ser más, no encontré una fuente que dijera exactamente cuantos, cada comunidad escribía uno.

Los 12 que menciono son: Maní, Tizimín,Chumayel,Oxkutzcab, Kaua,Laua,Ixil,Tusik,Tekax,Nah y el Códice Pérez (titulado así por que lo compilo un señor que se llamó Juan Pío Pérez)

El más conocido e importante es el de Chumayel.

Según el Chilám Balam de Chumayel, el mundo de los humanos estuvo precedido por la destrucción total de un mundo anterior a causa de un repentino diluvio, ocasionado por el enojo de los dioses cuando se percataron del robo de las insignias de los Oxlahun Ti-Kú, o deidades del cielo. De acuerdo con el mito, después de la destrucción del mundo anterior a esta súbita inundación, se plantaron cuatro árboles en las cuatro esquinas del mundo, para que sobre ellos se posaran pájaros divinos de cuatro colores, llamados yuyum: amarillo en el sur, blanco en el norte, negro en el oeste y rojo en el este. Al centro se sembró un árbol verde como recuerdo de la destrucción. Por tal motivo, el universo maya está dividido en cuatro partes y tiene un eje central que une los niveles cósmicos del cielo, la tierra y el inframundo. Los mayas describen a la superficie terrestre como un cuadrángulo que flota sobre una mesa de agua que marca la frontera con el inframundo. La tierra está representada como una tortuga marina o un cocodrilo. Al centro se levanta una montaña sagrada con una cueva, en cuya entrada se alza una ceiba por donde se entra al inframundo y al océano de los orígenes que se levanta encima de él. Una vez creado el mundo, con los correspondientes animales y plantas, el primer padre y la primera madre formaron a los hombres con masa de maíz, después de haber fracasado al usar otros materiales. Por ello, los mayas se denominaban a sí mismos como “hombres del maíz”.


Historia interesante ¿no les parece?, la historia creo yo, existe desde que alguien comenzó a usar su memoria.

Me encontré un librito en PDF divulgado por la Universidad Autónoma de Yucatán que no sé de cuál de los libros se trate, sólo dice Chilam Balam, se los dejo para que lo chequen.

¡El chilam Balam es un libro Maya! no lo olviden ;)



*La información en negritas es de la página del Museo Nacional de Antropología

4 comentarios:

Emma Oropeza dijo...

Oh maravillosa entrada, muy buen tema... Chilam Balam es una de esas frases pegajosas que alguna vez escuche y repetí hasta la nausea, sin embargo nunca me preocupe por investigar lo que era, tu entrada fue una invitación a leer más sobre el tema, creo que has cumplido con el objetivo principal del blog, "interesar" y contrario a lo que podríamos pensar no es algo fácil de lograr.

Tengo mis anécdotas en el Museo Nacional de Antropología e Historia, para ser precisa en la enorme fuente =S a pesar de ser gratos recuerdos no son muy diferentes a lo que paso con "La construcción del conocimiento", lo recuerdas jaja aaah ya les contare.

Christian O. Grimaldo dijo...

La construcción real de la sociedad? jajajaj

Christian O. Grimaldo dijo...

Gracias Emma, que bueno que te gustó, se me esta acabando mi semana!!! tanto que espere por ella y se va tan fácil :(

Arturo J. Mtz. dijo...

Del Chilam Balam sólo recordaba que en la primaria lo mencionaban siempre junto con el "Popol Vuh"... ahora estoy más iluminado.

Publicar un comentario