lunes, 22 de junio de 2009

Umberto Eco LUNES DE PERSONAJE

:) 
Leo mucho, pero entre mis escritores favoritos está el profesor Eco.

Umberto Eco, nació un 5 de enero de 1932 en Alejandría, Italia. Es medievalista, semiólogo,
filósofo, ensayista y novelista. Su trabajo mas popular es Il Nome della Rosa, una novela de misterio intelectual que combina la ficción con los procesos semióticos, análisis bíblico, estudios medievales, y teoría literaria. Es para mí una novela casi perfecta, pero mi libro favorito sería su segunda novela Il Pendolo di Foucault, que publicó en 1988, y fue para muchos (como yo) la novela de conspiración por excelencia antes de que la cultura pop se viera invadida por El Código Davinci.
Eco es presidente de la Scuola Superiore di Studi Umanistici, la llamada superescuela.

Alejandría, su ciudad natal, se encuentra en la región de Piamonte (la geografía política de Italia es muy diferente a la de México, los invito a que le den una revisada), al norte de Italia, y en esa ciudad se encuentra el Santo Grial según su novela Baudolino, una novela chusca de historia erudita.

Su apellido se dice es un acrónimo de ex caelis oblatus, que se le dio a su abuelo (huérfano) por un oficial de la ciudad.

Su tesis de laureado (algo así como la licenciatura italiana) se convertirá luego en su primer libro El problema estético en Santo Tomás de Aquino. En 1959 publica su segundo libro sobre estética medieval, que establece a Eco como un pensador formidable dentro del medievalismo, con lo que prueba su valía ante su padre (quien quería estudiara derecho). Trabaja a partir de aquí bastante sobre teoría y práctica de la estética y la semiótica, desarrolla el tema de la obra abierta, y trabaja para la Radio-television Italiana, en trabajos que promueven la cultura. El tema de la cultura y las masas será uno de sus temas recurrentes, y extensamente tratado en la colección de ensayos Apocalípticos e Integrados.

Los procesos de la semiosis están ampliamente desarrollados teorícamente en su libro Tratado de Semiotica General, que de pasada toca el tema incluso del psicoanálisis, que puede ser entendido tambíén como un intercambio semiótico entre el analista y el paciente. Las aportaciones a la lingüística y los sistemas de signos en general, tan importantes para la cultura y nuestra disciplina, son evidentes.

Creo que la mejor forma para el neófito de iniciarse en los textos y temas de Eco son sus novelas, en donde todo su pensamiento está presente.

.-El nombre de la rosa: que ya describimos. Tiene una película, jolivudense.
.-El péndulo de Foucault: Novela de teoría de la conspiración, lo más intricando y plausible que conozco. Este libro es una novela total, leo el original italiano cada año.
.-La isla del día de antes: Un hombre del renacimiento naufraga en un barco a poca distancia de una isla que se encuentra un día antes. Intelectual y bello, como el renacimiento.
.- Baudilono: Novela de erudición historica, chusca y picaresca. Muy divertida.
.-La flama de la reina Loana: Su última novela, la historia de un hombre que a partir de una lesión cerebral, queda con los recuerdos de su vida, menos los de su historia personal. Un resumen de su vida y obra.

Frases:

"La superstición trae mala suerte."

"La televisión se nos parece como algo semejante a la energía nuclear. Ambas solo pueden canalizarse a base de claras decisiones culturales y morales."

Mando más próximamente, espero los haya animado a leer uno de los grandes pensadores de nuestro tiempo.

2 comentarios:

Darío "Changuito" Beltrán dijo...

Desde que estaba en Comunicación he tenido ganas de leer a este señor, me aventé un par de cuentos de él que estaban muy buenos y me dio curiosidad pero la desidia es grande, jeje. Si alguien tiene en físico "el péndulo de foucault" (en castellano que no se leer italiano) se lo pido por favor. Me agradó el personaje que presentaste Cheque, bienvenido. Nos seguimos leyendo.

Christian O. Grimaldo dijo...

La novela del péndulo siempre me ha llamado la atención... la lees cada año!!! no manches... debe ser MUY buena.

Gracias por el aporte.

Publicar un comentario