jueves, 14 de mayo de 2009

Semana Ethos: Personajes de la Rotonda [Parte 3]

:) 
Manuel M. Diéguez
Político y revolucionario Nació en Guadalajara el 10 de marzo de 1874, fue una de las figuras fundamentales del Occidente del país durante los violentos años de la Revolución Mexicana. Nacido en el seno de una familia muy humilde, sólo pudo cursar los estudios elementales, teniendo que iniciar el trabajo, razón por la cual se trasladó a Mazatlán, donde se dio de alta en el transporte militar Oaxaca.

Trabajaba en la mina Overight en Cananea, y debido a las prácticas discriminatorias que vivían los mineros, encabezados por Diéguez, los de Cananea fueron los primeros obreros en pedir un salario mínimo suficiente y una jornada laboral de ocho horas. La respuesta fue violenta por parte de los patrones y Diéguez fue sentenciado a 15 años de prisión, pasando un tiempo en la cárcel de Hermosillo y luego en las mazmorras de San Juan de Ulúa.

Gracias al triunfo de la revolución maderista fue liberado y regresó a Cananea, donde fue electo alcalde. Al enterarse del golpe de Estado de Victoriano Huerta se incorpora a la lucha con 400 hombres, desconociendo al nuevo régimen.

En los primeros días de junio de 1914 fue nombrado gobernador de Jalisco, teniendo como sede de su gobierno la población de Etzatlán. En su primer mensaje como gobernador, Diéguez se comprometió a realizar reformas para lograr el bienestar de la población.

En su gestión impulsó la educación orientada hacia el trabajo, creando la Escuela Industrial para Señoritas. Construyó junto a la Penitenciaría de Escobedo, los edificios de la Universidad de Guadalajara y de la Escuela de Música. Inició las líneas de ferrocarril a Chamela, colocando Carranza el primer clavo de los durmientes. Fue declarado gobernador constitucional el 1 de marzo de 1915, sin embargo, dejó el cargo para incorporarse a la lucha en contra de la reelección de Obregón. Fue aprehendido y fusilado en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, el 20 de abril de 1924.


JACOBO GÁLVEZ
Nació y murió en Guadalajara, Jal., con un talento que no podía permanecer oculto. Se tenía poca información de su infancia y sus primeros estudios, pero se sabe que estudió geometría, escultura, pintura y arquitectura.

Debido a la necesidad de buscar un empleo, tuvo que desempeñarse como dependiente de una mercería y no poder ejercer su profesión en su juventud. Gracias al encuentro con José Castro, Profesor de la escuela de Bellas Artes, quien lo aconsejó, pudo dejar la mercería y continuar divulgando su arte oculto, cobrando fama en poco tiempo.

Construyó el famoso Teatro Degollado, originalmente Alarcón en memoria del dramaturgo mexicano del Siglo de Oro; el cual cambia al actual el 16 de junio de 1861. Es construido bajo las normas arquitectónicas de la Escala de Milán. Otros de sus trabajos más sobresalientes fueron los Mausoleos que construyó en el panteón de Belén; se inició en 1548 por el señor Ibarra y fue clausurado en 1896.

Construyó los Mausoleos para la familia del General Florentino Cuervo, muerto el 12 de octubre de 1880, y su esposa doña Nicolasa Ramírez de Cuervo, fallecida el 10 de enero de 1902; Clotilde de Cuervo de Bangadayn, 29 de febrero de 1916; Malaquinas Cuervo murió el 29 de abril de 1887; Carolina Cuervo de Orenday murió el 20 de junio de 1923; Francisca Labastida viuda de Cuervo murió el 18 de febrero de 1891.

Otras de las aportaciones de Jacobo Gálvez a Guadalajara, fue la que trajo de Europa auspiciado tal vez, por autoridades eclesiásticas, la primera Cámara Oscura para fijar imágenes llamada Daguerrotipo en papel. Dicho instrumento le otorgó el reconocimiento como el "Padre de la fotografía" de la ciudad de Guadalajara.

Las imágenes que pueden apreciarse como obra de Gálvez son los retratos al óleo de los obispos Pedro Espinosa e Ignacio Mateo Guerra, que se conservan en la catedral, y la gran pintura del Santo Cristo en la Capilla de la Fábrica Textil de Atemajac.

La obra del teatro Degollado se terminó por fin, en 1880 después de casi 25 años de construcción. Dos años después moría su arquitecto y autor, de pulmonía fulminante.



Marcelino García Barragán
Político y militar Nació el 2 de junio de 1895 en la población de Pueblo Nuevo, la cual lleva el nombre hoy de Cuautitlán.

Realizó sus primeros estudios en su pueblo natal, trasladándose posteriormente a la población de Autlán y luego a Guadalajara, sin embargo, las necesidades económicas le impidieron continuar con sus estudios, debiendo iniciar su actividad laboral.

Ingresó al Ejército en 1913 como subteniente en el batallón del General Maclovio Herrera. l 1915 se incorporó a las fuerzas constitucionalistas a las órdenes del General Alvaro Obregón, en donde logró alcanzar el grado de Teniente. En 1917 ascendió a capitán segundo de infantería por acuerdo de Venustiano Carranza, con quien logró rápidamente un nuevo ascenso.

Todos estos logros fueron alcanzados antes de cumplir 25 años, ya que fue entonces cuando ingresó al Heroico Colegio Militar. Tres años pasó estudiando en ese plantel y al salir fue ascendido a Teniente Coronel.

Fue en el período de García Barragán cuando se acordó extender el mandato de los gobernadores de cuatro a seis años, presentándose algunos contratiempos ya que el militar pretendía hacerlos efectivos desde su gestión.

En el período de Gustavo Díaz Ordaz fue Secretario de la Defensa y falleció en Guadalajara el 3 de septiembre de 1979.

0 comentarios:

Publicar un comentario