martes, 28 de abril de 2009

Martes de curiosidades: El rock y el Zapatismo

:) 
La entrada de hoy esta dirigida a una conjunción rebelde, voy a ponerles fragmentos de un artículo de la jornada, hay una parte que me resulta interesante sobre todo en el segundo párrafo donde verán que se mencionan ciertos detalles de la formación de identidad y sobre todo que inmiscuye procesos de percepción social, la rebeldía percibida en la música de un determinado género asociada a la resistencia.

Con esta nota se apoya la idea del zapatismo propuesta por Marcos que dice que la idea es que el zapatismo se adecue a diferentes tipos de población, el zapatismo de los indígenas no aplica para el resto, la ideología zapatista debe ser contextualizada.

Fragmentos de la Jornada:

El zapatismo se ha convertido en parte de la cultura popular juvenil.
Como el hip hop, es un espejo en el que se reflejan sus inquietudes, ritmos y anhelos. La confluencia de ambos es tan estrecha que este género musical se ha convertido en una de las dimensiones culturales más vitales del movimiento rebelde. Su relación es una especie de matrimonio abierto, en el que lo político, más que una doctrina o una plataforma organizativa, es una actitud.

Zapatismo y rock comparten entre sí una estructura de sentimiento común: la que nace de la resistencia y la reivindicación de una identidad diferente, la que proviene de una vivencia profunda de exclusión, de disidencia y de afirmación de lo propio ante lo ajeno.
Raperos, darketos, hip hoperos, skatos, metaleros, punks, bib boperos, rastafaris-reggaeros han encontrado en la insurrección indígena lo mismo una causa que un tema para sus rolas. Ellos son, a su manera, una suerte de indios metropolitanos que viven la discriminación y se oponen a la invisibilidad. Han generado en sus tocadas, sus bandas, sus modas, sus graffiti y su lenguaje, su propia comunidad. Ven en Marcos un icono de la rebelión de los nuevos tiempos y una explicación convincente -frecuentemente más emotiva que racional- de su condición.

Desde el otro lado de la barrera los mensajes son claros. En octubre de 1999 aparecieron tres comunicados zapatistas. Uno de ellos estaba dirigido a De la Rocha y demás integrantes de Rage Against the Machine. Allí Marcos explicó la relación entre el pop, la juventud y el zapatismo. "Tal vez -dijo- lo que ocurrió es que hubo un encuentro. Hubo palabras que se encontraron, pero sobre todo hubo y hay sentimientos que se encontraron. Si hay rolas de estos grupos que pueden aparecer sin ningún problema como comunicados, y hay comunicados que pueden ser letras de algunas canciones, no es por virtud de quienes las escriben, no, es porque están hablando lo mismo, están reflejando lo mismo, ese 'otro' subterráneo que, por 'diferente', se organiza para resistir, es decir, para existir".

Bandas como Rage Against the Machine, autor del disco The Battle of Los Angeles -considerado por la revista Time como el mejor álbum de
1999- han hecho del zapatismo una de sus principales banderas de lucha. En el video de su canción People of the sun (El pueblo del sol) se incluyen escenas de la época de oro del cine mexicano, junto a fotografías de Emiliano Zapata, encimadas a su vez con imágenes de los zapatistas contemporáneos. La letra se concentra en la denuncia de la situación de miseria a la que el neoliberalismo ha condenado a los chiapanecos. Como remate de la obra se lee: "No queremos otro Vietnam en México".

Manu Chao ha incorporado la voz de Marcos a sus producciones musicales, dedicado su disco Clandestino a los rebeldes y trabajado permanentemente en la solidaridad con las comunidades insumisas. La participación del Sup en una amplia producción discográfica comenzó, según Andrés Calamaro, uno de los promotores del álbum Juntos por Chiapas, como "un chiste". En medio de los estira y afloja con los músicos mexicanos que querían al jefe rebelde en la portada, el artista tomó un discurso del creador de Durito, extraído de la Cuarta Declaración de Lacandona, e hizo con ella una canción, junto a su asistente en el estudio. De acuerdo con Calamaro, "Café Tacuba y Maldita Vecindad la oyeron, y pusieron como condición para aparecer en el disco que esa canción fuera incluida. Después me llegó una carta del subcomandante, muy chistosa. Me decía que le había encantado, y que la había bailado. Le contesté con otra más graciosa, donde le decía que lo íbamos a convertir en una estrella de rock".

Aquí termina la entrada de hoy, a mi realmente me sorprendió la canción de rage against the machine, hasta ahora sabía que su música mantenía crítica política (izquierdosa) pero no sabía de este video.

Les dejo los videos de People of the sun y uno de Manu Chao.






Fuente: Luis Hernández Navarro (2004) Los sonidos de la Lacandona: Diez años de zapatismo y rock La Jornada, México

Link: http://www.paginadigital.com.ar/articulos/2004/2004prim/noticias/17293-1.asp

1 comentarios:

Darío "Changuito" Beltrán dijo...

A mi me agrada Rage Against the Machine (RATM) aunque los he escuchado poco. Su guitarrista Tom Morello es uno de mis favoritos. Además que el discurso antisistema que manejan resulta muy interesante en la industria de la música actual.

Publicar un comentario