viernes, 27 de febrero de 2009

Viernes de biología: las células procariotas y eucariotas

:) 







Todas las especies vives están formadas por células procariotas o eucariotas. La mayoría de los organismos son procariotas; es decir, sus células carecen de núcleo (pro= antes, Karyon= núcleo) Los eucariotas (en=verdadero) están formados por un número de células relativamente grande y de gran complejidad que poseen un núcleo, que es un compartimiento rodeado por una membrana que contiene el material genético.
Los procariotas no sólo son las formas más antiguas de vida sobre la tierra, sino que desde hace unos 3800 millones hasta al rededor de 1800 millones de años fueron las únicas formas de vida.
El análisis de las secuencias de nucleótidos del ácido ribonucleico (RNA), una clase de ácido nucleico que participa en las síntesis de proteínas, ha demostrado que existen dos grupos de procariotas bastante distintos: bacterias y arqueas.
Los procariotas unicelulares son los seres vivos más pequeños. No obstante, su biomasa combinada es 10 veces mayor que la de los organismos eucariotas más grandes (animales, vegetales, hongos). Los procariotas virtualmente ocupan cada nicho de la tierra. Además de en el aire, suelo y el agua, varias especies procariotas viven sobre la piel y en el tubo digestivo de los animales.
Muchos científicos clasifican actualmente a todos los seres vivos en tres dominios: bacterias, arqueas y eucariotas.
La mayoría de las bacterias desempeña funciones vitales en el mantenimiento de la vida sobre la tierra. Se requiere la actividad de muchas clases de bacterias para reciclar nutrientes como el carbono, el nitrógeno y el azufre. Una de las funciones más importantes de las bacterias es la descomposición , un proceso que libera nutrientes de los organismos muertos, para que puedan utilizarlos los vivos.
Diferenciadas por Carl Woese en 1977. Una característica destacada de la mayoría de las arqueas es su capacidad para ocupar y hasta mejorar en todos los hábitat. Denominadas frecuentemente extremófila, algunas especies de arqueas pueden vivir en circunstancias que fácilmente destruirían a la mayoría de las formas vivas. Se clasifican de acuerdo con las condiciones especiales en las que viven: temperaturas muy altas o muy bajas, concentraciones salinas elevadas, presión elevada.
Los eucariotas están constituidos por el resto de las especies de la tierra. Aunque la presencia o ausencia de un núcleo es la diferencia más notable entre los procariotas existen otras distinciones significativas: el Tamaño, la complejidad y la multicelularidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario