jueves, 24 de junio de 2010

Arte en la nariz

:) 

La génesis del Nose art o Arte de nariz se remonta a tiempos ancestrales, donde los antiguos vehículos de carruajes eran decorados para poder ser distinguidos entre otros. Este deseo de personalizar un objeto, una maquina, con el objetivo de ser único y diferenciarse entre la multitud, es un elemento básico en la naturaleza del hombre, pues su deseo se centra en resaltar su grandeza durante la breve estancia en el mundo, esto le provoca un pensamiento sobre un futuro incierto y éste mismo deseo se convierte en una obsesión. Es en la guerra y con las armas bélicas donde esta forma de pensamiento artístico consigue su máxima expresión.

El N.A puede ser explicado como una pintura decorativa, donde también se puede encontrar comúnmente la práctica del graffiti, diseñada especialmente para el fuselaje de la nariz de aviones cazas o bombarderos militares. Las ideas provienen de cualquier cosa; novias, esposas, comics, calendarios, posters o Pin ups, etc. Éste último fue uno de los elementos más recurridos, encontrados comúnmente en las portadas de revistas o como material de regalo para colgar en las paredes dentro de las mismas (de ahí su nombre), constaba de una fotografía donde se ilustraba a una chica bonita saludando a la cámara o exhibiéndose en una actitud sugerente. Es importante aclarar que la diferencia entre esta forma de personalización no posee relación alguna con la que involucra al cuerpo humano; fisiológica, vestido, tatuajes, perforaciones, etc. Ya que ésta limita su uso e interpretación sólo a aviones militares y en algunos casos, recreativos.

Ejemplos de Pin ups


La práctica de decorar aviones se originó con pilotos ingleses, italianos y alemanes durante la Primera Guerra Mundial (tal vez alguien recuerda alguna anécdota del famoso piloto alemán conocido como el Barón Rojo, apodado así por su avión). Iniciada la Segunda Guerra Mundial, su práctica se volvió ampliamente popular, esto debido a dos razones que considero las s importantes desde un punto de vista práctico: era más fácil identificar unidades amigas y segundo, su práctica envolvía una expresión de individualidad que evocaba a las buenas memorias del hogar y tiempos felices, una clase de protección psicológica en contra del estrés de la guerra y la muerte. Retomando la practicidad de todo esto, un millar de aviones idénticos en todas sus formas, formados en línea de vuelo, crea cierta confusión, pero cada uno puede ser diferente y esta diferencia no se encuentra en el número de cola o de serie, sino en la imaginación y el talento de la tripulación; ya que pocos tripulantes tal vez recuerden haber hablado de la unidad no.258141 o la 788437, pero sí sobre muchas historias contadas acerca del “Liberty Belle" o "el Enola Gay”.

Bombardero B-29 "Enola Gay", conocido por lanzar la primer bomba atómica conocida como "Little Boy" en Hiroshima.

Aunque la era de oro del Nose art terminó al igual que con la S.G.M, fue durante este periodo histórico que la creatividad artística del hombre se conservó de una forma práctica y versátil, pues no desapareció como lo hicieron muchas ciudades por toda Europa o por efectos de la explosión de una bomba atómica.

3 comentarios:

Jav dijo...

Muy buena entrada, interesante y entretenida.
Me quedó una duda, ¿se considera nose art cuando a un avión solamente se le escribe un nombre, como el Enola Gay?

Fer Trejo dijo...

Tengo la misma duda que Jav, por que eso se parece a las embarcaciones que tienen escritos nombres en la proa.

Anncas Bustamante dijo...

jajajajja
ay que buey soy, primero crei que hablariamos de narices jajajaja.
Es que a esas las amo!
pero tomala, que no
me engañan los titulos

Publicar un comentario