miércoles, 28 de abril de 2010

Miércoles de viejitos: Los libros Incunables

:) 

"Notoriamente no hay clasificación del universo que no sea arbitraria y conjetural. La razón es muy simple: no sabemos qué cosa es el universo"

Jorge Luis Borges en Otras Inquisiciones

Para aminorar la adrenalina de ayer el tema será algo más tranquilo hoy.

No hay duda alguna de la arbitrariedad de las clasificaciones ni de cómo estas en su afán de explicar el mundo lo limitan, a lo largo de los tiempos las clasificaciones van cambiando según los usos e intereses de las sociedades en que existan.

Les voy a compartir una clasificación de esas que existen gracias a que el tiempo pasa, es una clasificación de los libros, los libros se podrían clasificar siguiendo la idea que Borges plasma en el ensayo del que extraje la frase del inicio en libros con letras negras, libros con letras de colores, libros que empiezan con A, que tienen mojada la esquina de abajo y así hasta el infinito.

La de hoy es una clasificación que conocí un día sin querer en una biblioteca-Museo que se llama José María Lafragua que BUAP (Benemérita Universidad Autónoma de Puebla) y fue por que le estaban dando una platica a unos niños de primaria sobre eso... y dije "ooorale y yo no sabía!".

Resulta que existen unos libros que se llaman INCUNABLES y que son los primeros que fueron hechos con la imprenta, son considerados como tales los que fueron impresos de 145o al 1500 nada más, o sea en un período de 50 años después de que el buen Gutenberg se aventó su maquinita (que desde mi perspectiva es un invento más chingón que la rueda y el foco).


Este es un incunable y es una biblia, apuesto que no lo hubieran imaginado jajaja

El chiste es que estos libros son super raros por varios motivos como por el hecho de que llevan más de 500 años y no se deshacen hasta el hecho de que existan pues en aquel entonces se imprimían los libros que quería el rey o el clero (para que decir que todos son libros aburridos) y aparte se sacaba un tiraje muy pequeñito.

Estos libros tienen varias características curiosas como las letras grandotas que se encuentran al principio de los capitulos y que eran hechas a mano por unas personas llamadas "Iluminadores" que las pintaban con grana de cochinilla y cosas raras, por cierto de ahí viene lo de "¡Ma' comprame un libro para iluminar!".


Este es un Malleous Maleficarum y era un libro prohibido y considerado de brujas, uno de los primeros libros diagnósticos de anormalidad

Y en aquel entonces que los libros eran considerados realmente como un tesoro (como debería de ser) las personas los personalizaban a su antojo, los incunables tienen muchos detalles curiosos en ese sentido como los siguientes:

Este es un superlibris: Un grabado que se hacía en la piel de las portadas para marcar propiedad
Estas son mis favoritas, son las marcas de fuego y se hacían según la secta, grupo, reino o persona que los poseía igualito que con las vacas. Aquí pueden encontrar un catalogo con varias

Este es un Ex dono y como suena es un sello que se les ponía para saber quien y a quien o quienes se donaba un libro

Este es un probatio calami: Son trazos que se hacían en las primeras o ultimas paginas para marcarlos o muchas veces eran para calar las plumas, tal cual muchos lo hacemos en la actualidad

Este es un exlibris y no son más que los datos de propiedad.

Del 1500 en adelante ya se clasifican por siglos y también tienen sus peculiaridades y sus historias por epoca. En la biblioteca que les comento tienen 11 y para las bibliotecas y acervos importantes es una forma de presumir que son chidas, entre más incunables tengan son más importantes. Se recomienda que si ustedes tienen un libro antiguo (no simplemente viejo) lo lleven a una de esas librerias donde lo cuidaran bien o en su defecto les daran mantenimiento para que ustedes los cuiden, pero es algo parecido a tener un tucan en sus casas, lo mejor es que no lo hagan por que los cuidados necesarios no se les pueden dar.

Y ahí tienen una clasificación curiosa para que si algún día se encuentran con un bibliofilo y les habla de un incunable no se imaginen a un bebé gordo que no cabe en su cuna.

La información de las imágenes y las imágenes la obtuve de está pagina donde pueden conocer más.

9 comentarios:

Miriam dijo...

me encanta la diversidad de tus entradas,
muy interesante,cuando hice mi servicio en
una biblioteca siempre quice darles mantenimiento a los libros viejos,
los exlibris y superlibris me gustaron mucho.

Christian O. Grimaldo dijo...

Hola Miriam!!! gracias por tu comentario :)

¿Tú que estudiaste? sabiendo que ya hiciste tu servicio me imagino que ya acabaste ¿no?

¿Cuando vas a publicar tú una semana? ¡¡¡animate!!!

Alejandro Godínez dijo...

En una visita a la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco "Juan José Arreola" conocí a los dichosos incunables, ya que ahí también tienen una pequeña colección de ellos, y como dato curioso,datan de por lo menos un par de décadas previas a la fundación de las Guadalajaras, ¡vayan a visitarlo! (es divertido y lastimoso ver tantos libros que quieres y sabes que no puedes tener). Gracias por la entrada Christian.

kimberly dijo...

Waaaaaa!! No tienes idea de cuanto me gusto esta entrada. Los libros son espectaculares. Nada se compara con un libro. Leer uno es lo mejor que existe! Las PAGINAS, EL OLOR DEL PAPEL, SENTIR EL LIBRO….Waaaaaa!! Hay tantas cosas bonitas e interesantes en los libros y muchas de esas las pasamos por alto!!!! WAAAA!! :P Gracias!!
P.D. Hace falta decir que me gusto la entrada??

Christian O. Grimaldo dijo...

jajajaja hola Kimberly me da gusto que te guste :)

jajaja si no fuera por los "WAAAAA!!" no me emocionaría tanto pero esos me dan la idea de que TE GUSTO.

Tienes razón sobre los libros, pocas cosas son tan padres como darle la vuelta a una pagina o llegar a la última.

Christian O. Grimaldo dijo...

Alejandro! hace rato no estaba tu comentario... que raro.

Fijate que cuando supe que eran me pregunte "¿Donde habrá en Guadalajara?" ahora ya sé donde ahí.

¡No agradezcas! no manches

Ismoísta dijo...

Así es el Achellandro, tan formal que hasta molesta.

En otras noticias...

Christian, pusiste "ahí" en lugar de "hay". Aunque ¿sabes? Corregir los comentarios es una hueva y caga, pero ya ves que tú y yo pleiteamos de todo, y tú también me has corregido hasta comentarios. Así que te ofrezco una tregua: Ya no indicarnos los errores en nuestros comentarios ¿qué dices?

Fin de la transmición.

Christian O. Grimaldo dijo...

jajaja si es cierto!!!

Sobre a tregua...puede ser, lo pensaré Ismo jajaja

Miriam dijo...

Hola Christian.el servicio lo hice en la
preparatoria y presisamente fue en la biblioteca "Juan José Arreola".

Publicar un comentario