viernes, 21 de agosto de 2009

Lenguaje y Frases

:) 
Los que han tenido oportunidad de leer "Don Quijote de la Mancha"  se habran dado cuenta que el lenguaje utilizado dista algo del que usamos actualmente, cuando intente leerlo de una edición muy vieja he de confesar que no entendía muchas cosas (llegue como a la página 30 jajaja) fue entonces que me prestaron la edición del IV CENTENARIO en la que viene con notas al pie explicando muchos de los términos y la historia así como muchos cosas interesantes y de diversa índole, así que si alguno no ha leeido esta obra les recomiendo que consigan esa edición ya que si cambia mucho.
Según las notas de José Luis Pérez López de la edición de Un Quijote a 1 Euro....

La lengua de la época de Miguel de Cervantes tiene algunas peculiaridades que el lector debe conocer antes de adentrarse en la lectura del libro.
Así, en el nivel fónico, se producía un aflojamiento en la pronunciación de los grupos consonánticos cultos procedentes del latín: decían correción por corrección, juridición por jurisdicción, aflición por aflicción, efeto por efecto, retor por rector, solenes por solemnes, aceto por acepto, exceto por excepto, perfeta por perfecta, etc.

La x es un fonema culto latino, que nunca se ha pronunciado en español plenamente como [ks], sino que su pronunciación se afloja es [s] en la época de Cervantes, por lo que mantenemos la grafía s en palabras con x estraña, estremado. Sin embargo, en la lengua escrita, también se producía lo contrario, podían escribir con grupos cultos consonantes que ahora se han reducido, por lo que mantenemos la grafía de los pocos casos en que esto se produce: asumpto por asunto. En la actualidad el artículo la se cambia por el delante de un nombre femenino que empiece por a tónica (el hacha afilada, el aula tercera); en la época de Cervantes este fenómeno ocurría incluso delante de a átona: el ayuda, el albarda. Se producían también vacilaciones en las vocales átonas de una palabra que cambiaban de timbre: recebido, invidia, metad, mesmo, por recibido, envidia, mitad, mismo.
Se producen también asimilaciones consonánticas entre la r del infinitivo y la del pronombre personal enclítico: oílle por oírle, y comunicallo, dalle, honralle, festejalle, regocijalle. A veces se empleaba también la paragoge o e paragógica, como arcaísmo: felice por feliz.

En el nivel morfosintáctico se producían también peculiaridades, como la utilización del pronombre personal enclítico en la lengua escrita acompañando a verbos: conocile por le conocí, y admireme, alegreme, diole, preguntole, que, de acuerdo con la reforma ortográfica académica de 1999, no acentuamos. Se conservaban las terminaciones medievales en -ades, -edes, -ides, de la segunda persona del plural de las formas personales de los verbos: pudiéredes, hiciérades, entendiérades, veredes y formas también arcaicas, como rompido por roto, trújole por trájole.

En el nivel léxico-semántico es necesario destacar que a veces el pronombre personal de tercera persona él, ellos, se emplea en lugar del de segundo persona tú, vosotros. Así, comenzando por él significa comenzando por ti; tambien le volverá a él significa también te volverá a ti; ahí lo podrán ver ellos equivale a ahí lo podréis ver vosotros. Aparecen también giros que tienen un sentido ahora inusual; así, en la aventura del vizcaíno, don Quijote justifica el espadazo que le ha dado al pobre vizcaíno y dice: «puesto que me lo tenía bien merecido», lo cual significa: «aunque, para mí, él lo tenía bien merecido».

Algo deferente verdad???....si han  leido alguna vez al Quijote me gustaría que compartieran su experiencia ya que creo es toda una aventura....
 Algunas de las frases de Don Quijote (El Caballero de la Triste Figura)......
 Las honestas palabras dan indicio de la honestidad del que las pronuncia o las escribe.
 Las armas requieren espíritu como las letras.
 Un buen arrepentimiento es la mejor medicina que tienen las enfermedades del alma.
 La pluma es la lengua de la mente.
 La verdad adelgaza y no quiebra, y siempre nada sobre la mentira como el aceite sobre el agua.
 Una confidencia, por lo general, tiene tanto de confianza como de indiscreción.
 Nunca vivió bien la crueldad con la valentía.
 Los males que no tienen fuerza para acabar la vida, no han de tenerla para acabar la paciencia.
 Los deseos se alimentan de esperanzas.
 Esta que llaman fortuna es una mujer borracha y antojadiza y sobre todo, ciega, y así no ve lo que hace, ni sabe a quién derriba ni a quien ensalza.
 No hay libro tan malo que no tenga algo bueno.
 El hacer bien a villanos es echar agua al mar.
 No hay memoria a quien el tiempo no acabe, ni dolor que la muerte no consuma.
 No hay carga más pesada que la mujer liviana.
 Has de usar con la honesta mujer el estilo que con las reliquias; adornarlas y no tocarlas.
 Cada uno es hijo de sus obras.
 Es tan ligera la lengua como el pensamiento, que si son malas las preñeces de los pensamientos, las empeoran los partos de la lengua.
 Oh memoria, enemiga mortal de mi descanso.
 Las tristezas no se hicieron para las bestias sino para los hombres; pero si los hombres las sienten mucho. Se vuelven bestias.
 Los celos son señales de amor, es como la calentura en el hombre enfermo que a tenerla es señal de tener vida, pero vida enferma y mal dispuesta.
La influencia de Cervantes en la literatura universal ha sido tal, que la misma lengua española suele ser llamada la lengua de Cervantes.
Fentes de consulta....

Pueden descargar todo el libro aquí…

3 comentarios:

Arturo J. Mtz. dijo...

Claro que fue toda una hazaña leer el Quijote!. La verdad nunca me había dedicado a investigar los fonemas característicos de ésta obra. Pero al leerlo enseguida me dí cuenta que si interpretaba el cómo lo leía, le entendía a la perfección.

A mí me fascinó la frase de ese libro "El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho"

Gina O. dijo...

A mi me sigue pareciendo genial la frase del personaje..."El famoso don Quijote de la Mancha, desfacedor de agravios, enderezador de tuertos, el amparo de las doncellas, el asombro de los gigantes y el vencedor de las batallas"...ya que a lo largo del libro esta frase se vuelve la esencia. En cuanto a la imagen característica de la obra, el Quijote y Sancho montados cada uno en su respectiva bestia(rocinante y rucio) frente a los molinos de viento (los gigantes), es uno de los capítulos más cortos del libro...

Christian O. Grimaldo dijo...

-"No todas las hermosuras enamoran, algunas alegran la vista y no rinden la voluntad"


-"Los desengaños no se han de tomar a cuenta de desdenes"

Esas me gustaban mucho, cuando lo leí aunque fue a medias y hace años, ahora me he animado a leerlo nuevamente y completo gracias a ti :)

Con lo que mencionas ahora tenemos una argumentación para decir "MESMO" jajaja

Publicar un comentario