martes, 28 de julio de 2009

Martes de curiosidades: La milonga

:) 
Desde niña por cuestiones de gustos familiares escucho tango, me gusta mucho y espero pronto aprender a bailarlo. Hace algún tiempo paseando de noche por el Centro Histórico de Guadalajara, fuimos mi acompañante y yo atraídos por la música (tango) a un café, donde se presentaba en ese momento una "milonga", o al menos así le nombraban los participantes.

Hasta ese momento yo me quede con la idea de que el termino milonga, se refiere a la reunión en la que se tocan y bailan tangos, pero revisando después encontré que la milonga tiene dos vertientes como genero musical y como evento, hoy les hablare de la parte un poco más social, la milonga como evento.

La milonga, entendida como lugar en el que se baila indistintamente tango y milonga (como genero musical), suele situarse en el salón de un club (en Argentina están ampliamente difundidos los clubes populares, sociales y deportivos) o cualquier otro lugar destinado a ese fin.
Lo interesante y lo que le da el toque tradicional es que durante la milonga hay todo un ritual. Hombres y mujeres se sientan en mesas colocadas alrededor de la pista, y al comienzo de una tanda los hombres (habitualmente) invitan a bailar a las mujeres, como ocurre en la mayoría de sitios en que la personas van con el fin de bailar, sin embargo la invitación a bailar obedece a una regla estricta: el hombre, desde cierta distancia, mira a una mujer elegida y la «cabecea», es decir, le hace una señal casi imperceptible girando rápidamente y una sola vez la cabeza hacia el hombro correspondiente al lado donde se encuentra la pista de baile, y la mujer puede aceptar o negarse (también con la cabeza), o bien mirar hacia otro lado para rechazar también la invitación.
Esto evita al hombre la pena de ser rechazado después de haber caminado hasta la mesa de la mujer, y a ésta "la verguenza" (en algunos casos vanidad) de rechazarlo directamente si ese fuera el caso.

En las milongas frecuentadas por público joven estas reglas suelen ser menos estrictas y se invita a bailar prescindiendo del cabeceo e incluso a veces son las mujeres las que invitan a bailar a los hombres, como ya se hace en la mayoría de antros de GDL, al menos eso me dictan mis prejuicios. En caso de que la mujer acepte el baile el hombre la acompaña a su mesa y después vuelve a la suya propia. Se considera inapropiado no terminar de bailar una tanda con la pareja. La cortina (espacio de tiempo entre una canción y otra) proporciona el tiempo necesario para esto. También es posible, si los dos han disfrutado particularmente durante la ronda y están de acuerdo en ello, continuar bailando la siguiente tanda.

En la siguiente dirección de wikipedia, podrán conocer un poco sobre la milonga como genero musical y sobre sus diferencias con el tango.
http://es.wikipedia.org/wiki/Milonga_(género_musical

Sólo les adelanto que "Aunque tanto la milonga como el tango están en compás de 2/4 o 4/4, las 8 corcheas de la milonga están distribuidas en 3 + 3 + 2 en cambio el tango posee un ritmo más «cuadrado». Las letras de la milonga suelen ser picarescas." Quizá Darío pueda explicarnos los tiempos en alguna de sus próxima entradas, si es que no lo hizo antes y ya lo olvide jaja.

Como regalo les dejo el siguiente vídeo, en los pasos podemos notar un poco la diferencia con el tango y por la disminución de agilidad y brincoteo me quedo con el tango, aunque al final se asemeja mucho.
http://www.youtube.com/watch?v=SnWO_8f-1O0

Saludos.

6 comentarios:

Darío "Changuito" Beltrán dijo...

Me encantó tu entrada, a mi también se me antoja aprender a bailar tango. Saludos a todos los ethos, los extraño. Nos vemos pronto.

Christian O. Grimaldo dijo...

hey! a mi me gusta el tango y siempre he querdio bailarlo vamonos a unas clases con Darío o que? :)

Pero a ver... la milonga es el ritual para sacar a bailar tango a alguien? y a la vez es un género musical?

Por cierto? no se llama asi la comida también? cuando vi el titulo de la entrada pensé en ese platillo que me asquea jajaja que es como sangre cuajada en una tripa de puerco.

He aprendido algo muy interesante con esta entrada :)

Arturo J. Mtz. dijo...

Mi padre solía referirse a "irse de milonga" cuando te decía que te ibas de fiesta.

Los tiempos de la música están interesantes, eh!. Pero si se te hace complicado, deberías ver a Dream Theater, jaja.

Christian, creo que tú te refieres a la "moronga", no?, es deliciosa!

Darío, podré bailar alguna vez contigo?, jaja.

Buena entrada, no sabía que las invitaciones a bailar eran tan imperceptibles, tan elegante el rechazo.

Alina dijo...

Aprendo.
Una vez bailé tango en un festival de fin de año, en 5 año de primaria. Un pequeño resbalón fue la causa de no querer volver a intentar.

Christian O. Grimaldo dijo...

Bailaste Tango!!! º_º

En primaria!!!! jajajaja enseñame!!!!

Christian O. Grimaldo dijo...

Por cierto, si es la Moronga jajaja se parece pues...

Publicar un comentario