sábado, 2 de mayo de 2009

Sábado de concepto: La cuarta guerra mundial

:) 
Al grupo ETHOS:



Hoy termino esta semana de conocimiento, espero que les haya g
ustado la idea de hacerla sobre un mismo tema, esto tiene sus pros y contras pero creo que el tema lo ameritaba sobre todo por ser una parte de México oculta, como todo aquello que por no pertenecer a los mass media deja de existir, es siguiendo esta premisa que introduzco el concepto (cambie "significado" por "concepto" esta vez) de la cuarta guerra mundial.



La cuarta guerra mundial es definida como la desatada con el neoliberalismo, después de la guerra fría que es la tercera. Cumpliendo algunos parámetros para denominarla como guerra ordinal que son:



1.-Conquista y reorganización de territorios

2.-Destrucción del enemigo


3.-Administración de la conquista



Yo no la había concebido así, pero siguiendo esos parámetros realmente estamos en una guerra, pero esta guerra es particularmente silenciosa y los bandos son sumamente desiguales por un lado en número y por otro en poder y sobre todo en las armas de las que están provistos (entre ellas la TV).



Les dejó un fragmento de fragme
nto de platica de Marcos al respecto, el link con el fragmento sin resumir lo encuentran al final, esta padre.



LA REESTRUCTURACIÓN DE LA GUERRA



Según nuestra concepción, hay varias constantes en las llamadas guerras mundiales, sea
la Primera Guerra Mundial, la Segunda o las que nosotros llamamos Tercera y Cuarta.



Una de estas constantes es la co
nquista de territorios y su reorganización. Si consultan un mapamundi, van a ver que, al término de cualquier guerra mundial hubo cambios, no sólo en la conquista de territorios sino en las formas de organización. Después de la Primera Guerra Mundial hay un nuevo mapamundi, después de la Segunda Guerra Mundial hay otro mapamundi.



Al término de lo que nosotros nos atrevemos a llamar "Tercera Guerra Mundial" y que otros llaman Guerra Fría, hubo una conquista de territorios y una reorganización. A grandes rasgos, se puede ubicar a finales de los años ochenta, con el derrumbe del campo socialista de la Unión Soviética y al principio de los años noventa al vislumbrarse lo que llamamos la Cuarta Guerra Mundial.



Otra constante es la destrucción del enemigo. Es el caso del nazismo en la Segunda Guerra Mundial y, en la Tercera, de todo lo que se conocía como URSS y el campo socialis
ta como opción frente al mundo capitalista.



La tercera constante es la administración de la conquista. En el momento en que se logra la conquista de territorios, es necesario administrarlos de manera que aporten ganancias a la fuerza que ganó. Nosotros usamos mucho el término "conquista" porque somos expertos en esto. Los Estados que antes se llamaban nacionales siempre han intentado conquistar a los pueblos indios. A pesar de estas constantes, hay una serie de variables que cambian de una guerra mundial a otra: la estrategia, los actores, o sea las partes, el armamento utilizado y, por último, las tácticas. Aunque éstas vayan cambiando, aquéllas se manifiestan y se pueden aplicar para entender una guerra y otra.





La Tercera Guerra Mundial o Guerra Fría, abarca de 1946 (o, si se quiere, desde la bomba de Hiroshima, en 1945) hasta 1985-1990. El resultado fue, como todos sabemos, la derrota y la destrucción de la URSS, y la victoria de EU, alrededor del cual se aglutinan hoy la gran mayoría de los países. Es cuando sobreviene lo que llamamos "Cuarta Guerra Mundial". Aquí surge un problema. El producto de la anterior guerra debía ser un mundo unipolar -una sola nación que domina a un mundo donde no hay rivales- pero para hacerse efectivo, este mundo unipolar tiene que llegar a lo que se conoce como "globalización". Hay que concebir al mundo como un gran territorio conquistado con un enemigo destruido. Es necesario administrar este nuevo mundo y por lo tanto globalizarlo. Entonces se acude a la informática que, en el desarrollo de la humanidad, es tan importante como la invención de la máquina de vapor. La informática permite estar simultáneamente en cualquier lado; ya no hay más fronteras, limitaciones temporales o geográficas. Es gracias a la informática que empieza el proceso de globalización. Se erosionan las separaciones, las diferencias, los Estados nacionales y el mundo se convierte en lo que se llama, con verosimilitud, la aldea global.



La concepción que da fundamento a la globalización es lo que nosotros llamamos "neoliberalismo", una nueva religión que va a permitir que el proceso se lleve a cabo. Con esta Cuarta Guerra Mundial, otra vez, se conquistan territorios, se destruyen enemigos y se administra la conquista de estos territorios.



El problema es qué territorios se conquistan y reorganizan y quién es el enemigo. Puesto que el enemigo anterior ha desaparecido, nosotros decimos que ahora el enemigo es l
a humanidad. La Cuarta Guerra Mundial está destruyendo a la humanidad en la medida en que la globalización es una universalización del mercado, y todo lo humano que se oponga a la lógica del mercado es un enemigo y debe ser destruido. En este sentido todos somos el enemigo a vencer: indígenas, no indígenas, observadores de los derechos humanos, maestros, intelectuales, artistas. Cualquiera que se crea libre y no lo está.



Esta Cuarta Guerra Mundial usa lo que nosotros llamamos "destrucción". Se destruyen los territorios y se despueblan. A la hora que se hace la guerra, se tiene que destruir el territorio, convertirlo en desierto. No por afán destructivo, sino para reconstruir y reordenar. ¿Cuál es el principal problema que enfrenta este mundo unipolar para globalizarse? Los Estados nacionales, las resistencias, las culturas, las formas de relación de cada nación, lo que las hace diferentes. ¿Cómo es posible que la aldea sea global y que todo el mundo sea igual si hay tantas diferencias? Cuando decimos que es necesario destruir los Estados nacionales y desertificarlos no quiere decir acabar con la gente, sino con las formas de ser de la gente. Después de destruir hay que reconstruir. Reconstruir los territorios y darles otro lugar. El lugar que determinen las leyes del mercado; he aquí lo que está marcando la globalización.



El primer obstáculo son los Estados nacionales: hay que atacarlos y destruirlos. Hay que destruir todo lo que hace que un Estado sea "nacional": la lengua, la cultura, la economía, su quehacer político y su tejido social. Si no sirven más las lenguas nacionales, hay que destruirlas y hay que promover una nueva lengua. Contra lo que se pueda pensar, ésta no es el inglés, sino la informática. Hay que homologar todas las lenguas, traducirlas al idioma informático, incluso el inglés. Todos los aspectos culturales que hacen que un francés sea francés, un italiano sea italiano, un danés, danés, un mexicano, mexicano, deben ser destruidos porque son barreras que impiden acceder al mercado globalizado. Ya no es cuestión de hacer un mercado para los franceses y otro para los ingleses o los italianos. Debe haber un solo mercado en donde una misma persona pueda consumir un mismo producto en cualquier parte del mundo y en donde una misma persona se comporte como un ciudadano del mundo y no ya como un ciudadano de un Estado nacional.



El escrito continua pero voy a dejarlo hasta aquí por que si no quedaría una entrada muy larga, si esto les interesó pueden seguir el documento del link.



Gracias Emma y Darío por sus comentarios, esta semana sentí que alguien me leía gracias a ustedes jajaja, además son comentarios muy elaborados, respecto a la entrada de ayer, creo que si hubiera sido mejor hablar de otro tema, pero siempre habrá temas mejores de los qu
e hablar así como siempre habrá diferentes personas, diferentes sueños y diferentes razas, esas diferencias son la esperanza de ganar esta última guerra mundial y por eso las agradezco.



Sin adoctrinamientos ni colores.



Desde las montañas del sureste mexicano:



2 de Mayo del 2009
Christian O. Grimaldo






"Yo caminó 10 pasos

y la utopía se aleja 10 pasos

camino 20 pasos y se ubica 20 pasos mas allá

Yo bien se, que por mucho que camine

por mucho que camine, jamás la alcanzaré

pero... para eso sirve

para caminar"



Eduardo Galeano



Link: http://www.inmotionmagazine.com/auto/cuarta.html

2 comentarios:

Darío "Changuito" Beltrán dijo...

De nada Christian, aunque en realidad esa es la idea de la semana Ethos (ser un espacio de intercambio de conocimientos y opiniones) y los temas estuvieron muy interesantes, gracias a tí.

Sobre la entrada, cuando se comenzó a hablar sobre la informática como el lenguaje que conquista me hizo pensar mucho. Como ustedes saben soy gran partidario del uso de las Tecnologías de la Información (TI) y no me agradó mucho que se hablara de ellas como una nueva arma. Después de un poco de reflexión le dí la razón, es cierto que las TI fueron creadas y son utilizadas para mantener un control, pero a estas alturas siento que ese uso está siendo superado gracias a la democratización del Internet. Podemos observar como intentan limitar las descargas y vetar determinados sitios pero las personas resisten a las imposiciones del poder. Su creación se les ha ido de las manos y tanto así que nosotros utilizamos este medio ya no para sus fines sino para los nuestros.

Camabiando de tema, la poesía con la que terminó esta entrada me encanta, Christian se merece dos pulgares arriba por cerrar su semana ethos con ella.

Christian O. Grimaldo dijo...

Gracias Darío :) la verdad es que hacer esta semana me salvó de volverme loco en la reclusión de mi casa.

Respecto a las tecnologías, en efecto yo creo que se les salió de las manos, tal vez no se pueda hablar de un arma de dos filos, si no de un filo que se revierte. El zapatismo ha utilizado el internet como una de sus más fuertes herramientas de difusión. Sin embargo tal como lo plantea la platica de la entrada cumple los criterios para ser considerada un arma de la cuarta guerra, la transformación de todo en informática me hizo pensar en los traductores de idiomas, esa afirmación que Marcos hace cuando se refiere a que el idioma unviersal no es el inglés, si no el informático me hizo pensar mucho.

Publicar un comentario