sábado, 23 de mayo de 2009

El mariscal del infierno

:) 
Hoy les presento el último día de la "semana oscura" y es el turno de uno de los asesinos más despiadados que ha existido, después de descubrirse todos sus crimene realizó una confesión en donde demuestra su crueldad. Se le relaciona directamente con Juana de Arco y se dice que estaba enamorado de ella, a tal grado que al ser esta quemada en la hoguera este se desquició y cometió todos los asesinatos.

Gilles de Rais
Nació en 1404 en Francia, fue un noble francés soldado y uno de los mejores sino el mejor compañero de armas de Juana de Arco. Gilles de Rais sería después acusado y ejecutado bajo los cargos de infanticidio y brujería, ya que había torturado violado y asesinado a cientos de niños. Junto con Elizabeth Bathory, otra sádica aristócrata que vivió un siglo antes, Gilles de Rais es considerado por algunos historiadores como un precursor del moderno asesino serial.

El 15 de Mayo de 1440, Gilles de Rais secuestró a un clérigo llamado Jean le Ferron durante su disputa con la iglesia de Saint Etienne de Mer Morte, lo cuál provocó una investigación del Obispo de Nantes, durante la cuál los investigadores descubrieron evidencia de los crímenes infanticidas de Gilles de Rais. El 29 de Julio, el obispo reveló el resultado de sus investigaciones, y subsecuentemente obtuvo apoyo de parte del Duque de Britania, su anterior protector. La acción fue finalmente tomada el 24 de Agosto, día en que Jean le Ferron fue liberado por las tropas reales lidereadas por Arthur de Richemont. Gilles de Rais y sus complices fueron arrestados el 15 de Septiembre, a lo que siguió una investigación secular en paralelo con los hallazgos de las investigaciones del Obispo de Nantes. De la misma manera, el proceso de Gilles de Rais sería conducido tanto por las cortes seculares como por las eclesiásticas, con cargos que incluirían el homicidio, la sodomía y la herejía.

El Juicio de Gilles de Rais, durante éste, Gilles hablaría por sí mismo de las atrocidades cometidas y sería condenado a la horca.
Los extensos testimonios de testigos convencieron a los jueces de que había suficientes bases para establecer la culpa de Gilles de Rais. Después, el propio Gilles admitiría los cargos el 21 de Octubre y la corte cancelaría el plan de tortura para hacerlo confesar. La transcripción, que incluía testimonio de los padres de muchos de los niños desaparecidos así como descripciones gráficas de los homicidios cometidos por los cómplices de Rais, se dice era tan horrible que los jueces ordenaron que las peores partes fueran quitadas de los registros.

De acuerdo con los registros sobrevivientes, Gilles de Rais secuestraba niños, pero principalmente jóvenes varones de hermosos cabellos rubios y ojos azules, tales como había sido el mismo cuando era niño, en su residencia, y los violaba, torturaba y mutilaba a menudo masturbándose sobre el cuerpo de la víctima moribunda. Él y sus cómplices levantarían las cabezas separadas de los cuerpos para juzgar cuál era la más limpia. El número exacto de los infantes muertos a manos de Gilles de Rais y sus secuaces es desconocido debido a que los cuerpos eran quemados o enterrados, más el estimado varía entre 60 y 200. La edad de las víctimas varía de los 6 a los 14 años e incluían ambos sexos, sin embargo Gilles de Rais prefería a los niños varones, aunque lo haría también con niñas si la circunstancia lo requería.

El 23 de Octubre, la corte secular condenó a Henriet y Poitou, los cómplices de Gilles de Rais. El 25 del mismo mes, la corte eclesiástica dictó una sentencia de excomulgación contra Gilles de Rais, seguida en el mismo día por la condena de la corte secular. Dentro de los cargos imputados a Gilles de Rais se dice lo siguiente: "... hereje, reincidente, brujo, sodomita, conjurador, espíritu malvado, adivino, asesino de inocentes, apóstata, servidor de fetiches desviado de la fe y su enemigo, además del vaticinador y maestro brujo que era y es" a lo cual como mejor argumento para su defensa, Gilles de Rais pronunció la siguiente frase: "La estrella bajo la que he nacido me ha destinado a cumplir hechos que nadie había podido entender". Luego de expresar tristemente su arrepentimiento por los horribles crímenes, Rais obtuvo un castigo menos severo de parte de la Iglesia permitiéndole la confesión, pero la pena secular permaneció en su sitio y Gilles de Rai, Henriet y Poitou fueron colgados el 26 de Octubre de 1440.

4 comentarios:

Emma Oropeza dijo...

Me gusto tu semana, fue muy interesante.

Gina O. dijo...

Gracias Emma! me da gusto que te haya gustado =)

Christian O. Grimaldo dijo...

and i love you Gina :)

Christian O. Grimaldo dijo...

Que maldito fue Gilles... i hate him!

Publicar un comentario