miércoles, 22 de abril de 2009

El parque Güell

:) 


En las pasadas semanas vacacionales aproveché al máximo el tiempo libre, de manera que varias películas fueron agregadas a mi repertorio. (Jeje) En una de ellas, la protagonista paseaba por un parque bastante singular mientras hablaba de su admiración por Gaudí. A pesar de que la película no llenó mis expectativas, este aporte hizo que valiera la pena.


Por lo que en esta ocasión me centraré en este particular lugar, el Parque Güell.
(Nombre dado en honor al empresario que encargó a Gaudí la labor de crear un parque-jardín, Eusebi Güell).


Este inusual parque se encuentra en Barcelona y es una creación del arquitecto catalán Antoni Gaudí. En 1984 fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Ésta obra es considerada como una de las obras maestras de la arquitectura paisajística del siglo XX.

Las obras comenzaron en 1900 finalizando en 1914. (¡Sólo 14 añitos!)

Se ingresa al parque por la parte más baja a través de una entrada de gran riqueza cromática, en la que destaca una notabilísima reja de forja flanqueada por dos pabellones ovalados de cerámica policromada y formas fantasiosas. A continuación se asciende por una escalinata entre dos muros ondulados para acceder a la llamada sala de las Cien Columnas, una monumental sala hipóstila sustentada por 84 columnas pseudodóricas, muchas de ellas fuertemente inclinadas, con un interesante techo de mosaicos. Por pasos laterales se alcanza el gran mirador construido en 1906, una plaza bordeada por un banco corrido y ondulado recubierto de azulejos, que domina la ciudad de Barcelona. A partir de aquí, Gaudí continua el trazado del parque aprovechando las irregularidades del terreno, respetando la vegetación y trazando un sistema de viaductos y soportales que no interrumpen el paisaje y conducen, por la parte oeste, hasta una gran cruz desde la que se aprecia otra notable panorámica. En el lado inferior subsiste, convertida en museo, la casa particular que allí se edificó el arquitecto. La arquitectura ciertamente orgánica de Gaudí encuentra en esta exaltación de la naturaleza su marco más adecuado.

Las creaciones de éste pionero artístico se distinguen (además de su singularidad) por su dedicación, lo que provocaba (además de espectaculares creaciones) un avance muy lento en el proceso de construcción de sus obras. Es notorio sobretodo en la obra que ocupó los últimos años de vida del arquitecto, la continuación de “La Sagrada Familia” , en el proyecto se consideraban tres fachadas, de las cuales solo la de “El Nacimiento”, estuvo por entero bajo su cuidado, se le encargó la labor en 1883, pero en 1891 se retira al pequeño despacho de la Sagrada Familia, habilitado como vivienda de extrema austeridad, lo que le permitió finalizar la fachada y con ello las torres a la par con su vida, muere en 1926 tras ser arrollado por un tranvía.

La Sagrada Familia




-Detalle de la Sagrada Familia-

2 comentarios:

Christian O. Grimaldo dijo...

woooorale, hacía cosas muy padres :|

De que trataba la película? era una biografía?

Patty dijo...

Jaja, para nada.
Es una de Woody Allen, titulada Vicky Cristina Barcelona. No muy buena, por cierto.

Publicar un comentario